Te quiero

Yo te siento desde el inicio de tu imágen hasta el final de tu abstracto, ligada a tu infinito siempre mi alma.

Tú dándome lo que la vida me quita.

Tú quitándome lo que en la vida me sobra.

Papel y más papel que envuelve a mi sonrisa, arrancando.

Yo te quiero con verdad. Te quiero cuando hay beso, te quiero cuando hay abrazo, porque así vamos juntos alzando al paso.

Anuncios

Egoísmo

Abunda la falsedad y la gracia en las acciones pero abunda la verdad en nuestros errores, en nuestra crítica y egoísmo.

Porque no somos más que lo que somos y no todo el mundo vive lo mismo.

“Curando así con Betavida”

Me pide el silencio de mi deseo,

las ganas,

dos cuerpos con contoneo.

Sin ruido en el alma

el sonido vuela con paz

hacia arriba del rostro que veo.

Soñando los cuerpos el tacto

en un universo de hielo,

parece que derriten,

parece que moldean

con amor un “Te Quiero”.

Y salva el alma enmudecida

corriendo su cortina traslúcida,

 a los cuerpos,

e invita a besos y a caricias

curando así con Betavida.

Vida

Se sacia despierta mi alma con mirada oscura, con capa gris, y ve atravesar las cortinas a unos rayos de luz que adornan la pared con rosa. La vida luce a golpes de piñata, forzosa y alarmante como la lluvia de mi desgracia. En la mañana lucen a color los cegantes rayos de sol, llega a través de la ventana el fuerte y frío viento que arrastra hasta las horas y es el sonido convertido en ruido por la fatal falta de sueño. Pero la vida prescinde de una casa y se destapa cada mañana. Porque ella persigue a las calles, persigue al frío que acelera, persigue a la luz del sol, persigue a la gente, persigue a los sueños y obedece a los pájaros que vuelan de camino a la mañana. Y parece que se escapa porque ella a veces falta. Falta en las calles, falta en la gente, falta en los sueños, falta en las casas. 

Imborrable.

El pobre no era tan pobre, tenía muebles en su cabeza y no mendigaba más que en sus propios pensamientos. Nacía de su opinión una persona imborrable que carecía del interés de cientos de testimonios inquebrantables. Y tiene visión global pero adaptada a un globo terráqueo; y tiene un suspiro sin aliento que refuerza su diálogo. Cada día reafirma el alma, a pesar de muchos hechos y a pesar de mil personas a diario, el emisor en su diario.

¿Desde cuándo importó el concepto si este no es sólo el puerto del camino de la lucha de los propios pensamientos?.

Hablarán nuestros errores más o menos ciertos conforme se acerquen a la línea de lo correcto.

El tiempo.

El tiempo trae consigo mil versiones con mejora, menos llantos y a deshoras risa, vida y moraleja. Y ata cabos de días sueltos y desquita a la tristeza con su historia algo mejor que los recuerdos. Aunque lejos en el tiempo faltan sueños y hay verdades y mentiras convertidas en fe y en sacramento.

Hoy seremos fantasmas que no ven el mañana y no se prestan a resolverlo. 

Perdonar

Un día me dijo: vamos a hablar. Entonces me di cuenta de que él necesitaba explicar lo que sentía, buscando así mi aprobación. Yo estaba enfrente suya, predispuesta a separar mi dolor de una verdad y escuchar y recoger sus pedazos. 

en su osadía vi envuelta en una justificación, con tono de lamento, a modo de disculpa, frases cortas sobre su cobardía ilimitada. Es la desgracia, nunca fue agraciada y nunca será premiada, tú sabes que la entiendes, la vida sale cara, las equivocaciones son los billetes con los que pagas. 

En mi cabeza, aquella espiral de confusión él la transformó en la espiral de mi verdad.